La frontera de Ceuta, denominada por algunos analistas como “una frontera de fronteras”, convierte a la ciudad en un escenario migratorio único y difícilmente comparable con otras regiones no sólo a nivel europeo, sino incluso a nivel mundial. La particularidad de este fenómeno hace que sea un objeto de estudio atrayente para las ciencias sociales. A pesar de ello, se encuentran pocos textos que indaguen sobre esta realidad, y los existentes se basan fundamentalmente en la inmigración subsahariana y asiática. Pocos datos y análisis encontramos sobre el movimiento de población procedente de Marruecos. El presente estudio pretende acercarse a la realidad de muchas mujeres marroquíes que ven en la ciudad de Ceuta el vehículo para mejorar sus vidas, mujeres que subsisten entre la legalidad y la “ilegalidad”. Los diferentes contextos a los que se enfrentan dan lugar a situaciones complicadas que en muchos casos llegan a convertirse en paradójicas.

Fuente:

Centro Asesor de la Mujer de la Ciudad Autónoma de Ceuta

Año:

2010

IR AL INFORME