El Gobierno ha reforzado la seguridad en la frontera con Melilla para impedir nuevos asaltos a la valla, un “reto” para las fuerzas de seguridad españolas, así como para las autoridades marroquíes. Así lo ha afirmado el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

IR A LA NOTICIA