Este artículo parte de la base de que la actual crisis que padece la UE responde a factores económicos, pero también políticos, y que ambos factores se alimentan mutuamente. Como entidad supranacional, la UE no debe sustituir niveles nacionales o locales de gobernanza, sino proteger la democracia que existe en esos niveles.

Fuente:
Revista CIDOB d’Afers Internacionals

Año:
2012

Autora:
Mary Kaldor, Catedrática de Gobernanza Global, London School of Economics (LSE)

IR AL ARTÍCULO