Desde principios de los 90, la transformación de la estructura política y económica de la región de Europa Central y del Este provocó nuevas tendencias migratorias, especialmente en Polonia. En los últimos 17 años, Polonia se ha convertido en el país de acogida y de paso de miles de inmigrantes –tanto legales comos ilegales– y de refugiados. El mayor grupo nacional de inmigrantes no comunitarios en los países centroeuropeos procede de sus vecinos del este –Rusia, Moldavia, Ucrania y Bielorrusia– y de Asia –Vietnam y Armenia–.

Fuente:

Real Instituto Elcano

Año:

2008

Autor:

Krystyna Iglicka. Economista y demógrafo social. Centro Polaco de Relaciones Internacionales.

IR AL ARTICULO »